Translate

miércoles, 12 de noviembre de 2014

entr # 30 Treinta años entre los muertos (libro recomendado)


Los desencarnados que han progresado hacia el mundo espiritual más elevado tratan constantemente de aclarar a estos espíritus a los que se califica de *ligados a la tierra  [en inglés: earthbound]. Pero éstos últimos, debido sobre todo a prejuicios sobre la vida posterior, se imaginan que los que partieron están *muertos  y rechazan su presencia como alucinaciones, o la temen como a *fantasmas; muchas veces se niegan a reconocer a sus amigos y a darse cuenta de su propia condición de *desencarnados.
Pronto se excluyen a sí mismos de toda ayuda que venga de lo alto.


Muchos se encuentran en estado de sueño, otros están perdidos o en la Confusión mental; algunos viven atormentados por el miedo de las extrañas tinieblas en que se encuentran, o torturados por el remordimiento de su conducta durante su vida terrestre; otros, movidos por tendencias egoístas o carnales, buscan el medio de satisfacerlas y permanecen en este estado hasta que renuncian a estos deseos malos y piden desesperadamente el conocimiento y la luz; entonces, espíritus más evolucionados pueden llegar a ellos y venir en su ayuda.


Desprovistos de cuerpo físico, a través del cual pudieran satisfacer sus bajas tendencias, muchos seres desencarnados se sienten atraídos hacia la luz magnética que emana de los mortales y, conscientemente o no, se encadenan al aura magnética de éstos últimos. Se dotan así de un vehículo para permanecer en contacto con la tierra, obsesionando o poseyendo a los seres humanos. Estos espíritus intrusos influyen, con sus pensamientos, en las personas sugestionables [en inglés: sensitive]; les comunican sus propias emociones, debilitan el poder de su voluntad y controlan muchas veces sus acciones. De ello resulta una gran angustia, gran confusión mental y cantidad de dramas terribles.

Estos espíritus ligados a la tierra son los que, en todas las épocas, se llamaban *demonios; son *demonios  de origen humano, subproductos del fracaso humano, lanzados ciegamente a una existencia miserable post-mortem y retenidos allí por su ignorancia.

Observemos que la palabra griega *da‹mon+, que aparece en el Nuevo Testamento, designa simplemente a un *espíritu. Sócrates utilizaba esta misma palabra para designar al genio benefactor que le inspiraba.
Texto tomado del libro: Treinta años entre los muertos// Carl WICKLAND
Descargas gratis el texto completo español: biblioteca: http://www.luzespiritual.org/
Literatura y fragmentos de obras/autores, espirita en:
Únete a nuestra comunidad en google, ESPIRITA: SUPREMA REDENCIÓN
Redes sociales:
CANAL EN YOUTUBE (VIDEOS)