Translate

viernes, 21 de agosto de 2015

entr #45 LA ORACIÓN-según la visión espirita-1ra parte (1/2).

DIOS oye
DIOS responde
DIOS actúa.
DIOS toca vidas.

El PODER de la oración.
La oración es una invocación, a través de la cual, entramos en contacto con el Ser a quien nos dirigimos.
Este deseo anhelado, se proyecta, con una fuerza, capaz de vibrar en una frecuencia determinada, la cual, es sintonizada por las Inteligencias que nos rodean.




Cuanto más elevado es el porcentaje de cualidades de estas Entidades, más amplia es su capacidad de colaborar, en nombre de Dios, para responder a las solicitudes realizadas.

Se habla de colaboradores  porque cuando se ruega a otros seres, que no sean  la Inteligencia Suprema del Universo, sólo es con el título de intermediarios, ya que nada sucede sin la voluntad del Creador.
¿De qué forma se puede orar?

El Maestro Jesús a través de sus enseñanzas nos indicó rogar en silencio, sin exponerse a la evidencia,  de forma concisa, ya que es la sinceridad de las palabras las que serán tenidas en cuenta y no la cantidad. Además, si se tuviera  alguna cosa en contra de alguien, perdonarla con anterioridad, porque la oración no sería agradable a Dios si sale de corazones con sentimientos contrarios a la caridad, ya que del corazón del egoísta, que ora sólo de palabra, no puede salir la fuerza que proyecte la piedad que da todo su poder a la oración.
¿QUÉ ES LA ORACIÓN?
 Y
¿POR QUÉ DEBEMOS ORAR?
¿Para qué sirve una oración?

Algunas personas niegan su eficacia bajo la creencia de que Dios conoce nuestras necesidades y por tanto, no es necesario exponérselas.

Pueden,  incluso, argumentar que puesto que todo el Universo se eslabona bajo unas Leyes Divinas, nuestras plegarias no pueden cambiarlas.

No cabe duda, que existen leyes naturales e inmutables, no obstante, Dios creó al hombre con libertad, inteligencia, voluntad y capacidad de actuar, generando en consecuencia, circunstancias que escapan a la fatalidad, es decir, a que todo esté predeterminado y sea inamovible.

Por eso, Dios puede acceder a ciertas súplicas sin derogar las Leyes naturales.
Así mismo, sería ilógico deducir de la máxima: “Pedid y se os dará”, que es suficiente con requerir algo para obtenerlo, acusando después a la Providencia si no accede a esa petición.

Hay que tener en cuenta que los males de la vida se dividen en dos partes:
- Los que el hombre no puede evitar.
- Los que su causa es el propio hombre como consecuencia de su abandono y su desmesura.
Estas últimas, sabemos que superan con creces a las primeras y no son más que el resultado de pasar el límite de lo necesario.

De manera, que, aun admitiendo que el hombre no puede nada sobre las otras circunstancias, y que todas las oraciones fueran ineficaces para preservarse de ellas; ¿No sería bastante, poder evitar todo aquello que viene de sus propias acciones?
Por: Ana Mª Sobrino Talavera
Centro Espírita “Entre el Cielo Y la Tierra
TEXTO TOMADO DEL BLOG. EL ÁNGEL DEL BIEN:
Continuación próxima entrega:
¿Cómo actúa, entonces una oración?
ORAR
ES VITAL
Comunidad en google:
Descargas gratis el texto completo español: biblioteca: http://www.luzespiritual.org/
Descargas gratis el texto completo español: biblioteca: http://Espiritismo.es 
Literatura y fragmentos de obras/autores, espirita en:
Únete a nuestra comunidad en google, ESPIRITA: SUPREMA REDENCIÓN
Redes sociales:
CANAL EN YOUTUBE (VIDEOS)
ENLACES ESPIRITAS: ESPAÑOL. INGLÉS, PORTUGUÉS, FRANCÉS
www.ceanet.com.ar  :   ARGENTINA
www.febnet.org.br : federación espirita Brasil
www.spiritist.us :  ESTADOUNIDENSE